Insomnio – Trastornos del sueño y Neurofeedback

El 98% de los usuarios manifiestan mejoras en las primeras 5 sesiones.

El Neurofeedback de NeurOptimal® es altamente eficiente en la recuperación de un sueño profundo y reparador. En menos de seis sesiones la práctica totalidad de los usuarios ya manifiestan mejorías. La mayor parte de aquellos que nos encuentran vienen de haber probado diversas soluciones, desde la medicación a terapias alternativas. Los resultados no tardan en aparecer, tanto para personas cuyo insomnio ha aflorado recientemente, como para otras que llevan más de dos décadas con esta problemática. La intensidad de la respuesta varía de unos a otros, desde aquellos que recuperan totalmente el descanso correcto con una o dos sesiones a aquellos me mejoran sensiblemente con seis o siete sesiones.

El sueño, necesario para la vida

Neurofeedback contra el insomnioAl correcto descanso le ha sucedido durante mucho tiempo lo que a una buena alimentación. Si bien actualmente cada vez es mayor la parte de la población que entiende que una buena alimentación es una clave decisiva en la futura salud del individuo, se sigue subestimando mucho la importancia de un buen descanso para asegurar esa misma buena salud. Probablemente, las exigencias laborales, sociales o familiares de nuestra vida cotidiana nos ha llevado hasta el momento a sacrificar sueño como medida para no tener que sacrificar otras áreas de nuestro tiempo disponible de cada día. Sin embargo, merece la pena que nos detengamos un poco en evaluar muchas de las voces de alarma y de los aspectos de nuestra salud que estamos comprometiendo sosteniendo un descanso deficitario o padeciendo insomnio.

El sueño/descanso es el periodo en el que se dan determinados procesos fisiológicos que son necesarios para el mantenimiento de la propia vida del individuo. Bien es sabido que una persona no puede estar más de tres días sin dormir. Tan solo tres días son necesarios para empezar a sufrir alucinaciones.

El Neurofeedback como solución natural y sin efectos secundarios

El Neurofeedback de NeurOptimal® es altamente eficiente en la recuperación de un sueño profundo y reparador
La solución que nosotros proponemos es natural y fruto de un entrenamiento. El cambio viene desde los recursos de que dispone el propio individuo. Los trabajos de entrenamiento con Neurofeedback de NeurOptimal® han demostrado una alta eficiencia contra el insomnio en la recuperación del sueño. De hecho, suele ser el primer efecto que aducen todos los usuarios que entrenan. Empiezan a desaparecer las noches en vela. Cada vez se despiertan menos veces durante la noche y si lo hacen, concilian el sueño con rapidez. Empiezan a aparecer las noches «durmiendo de tirón». Mucha gente que lleva muchos años sin recordar ningún sueño, empieza a recordarlos. Y entre la gente que ya los recuerda, algunos comentan que experimentan unos sueños más vívidos e intensos.

Todo este proceso de recuperación del descanso y de los sueños evidencia el trabajo que a nivel inconsciente se va realizando a medida que se van efectuando los entrenamientos. Hay personas que han necesitado una o dos sesiones de entrenamiento y otros que varias más. Lo qué sí que llama la atención es que tan sólo un 1% de los casos aduce no haber mejorado nada con el trabajo de entrenamiento con Neurofeedback.

A continuación mostramos una tabla relativa a la macroencuesta realizada entre usuarios y entrenadores del sistema NeurOptimal® de Neurofeedback. En ella mostramos los resultados obtenidos en el área del insomnio y trastornos del sueño:

Encuesta a usuarios de NeurOptimal

Estos buenos resultados permitiendo al usuario alcanzar y mantener un buen descanso son de hecho uno de los primeros objetivos del trabajo con el sistema de Neurofeedback de NeurOptimal®. Antes de avanzar en cualesquiera otras problemáticas, es fundamental normalizar el sueño. La razón de que el sistema priorice habitualmente sobre esta cuestión es sencilla:  la base de NeurOptimal® reside en facilitar cambios y aprendizajes. Dichos aprendizajes no podrán asentarse o consolidarse si el descanso no es adecuando por cuanto es en dicho periodo cuando nuestra mente se organiza.

Si ha llegado directamente a esta sección, quizá le interese saber a través de este enlace cómo se desarrolla una sesión de neurofeedback. De la misma manera, en este otro enlace puede conocer resumidamente cuál es la clave del funcionamiento del sistema de NeurOptimal®.

O si lo prefiere, en este video tiene todo explicado de una forma sencilla y visual.

Explicado todo esto, profundicemos un poco más a continuación en la importancia del sueño reparador para la salud y bienestar de la persona.

La calidad del sueño mengua con los años

La calidad del sueño va variando a lo largo de la vida. Sin entrar en cuáles sean las causas que provoquen esto, la realidad es que el sueño profundo se va haciendo más breve con los años. Ya con treinta años, el sueño se percibe como menos reparador. De entre los 16 a los 25 años, el 19% del tiempo de sueño es en fase profunda. Este porcentaje se reduce dramáticamente hasta un 3% cuando alcanzamos la mitad de siglo de vida. Esta es la razón por la que las personas mayores retienen con más dificultad en la memoria duradera las cosas que han vivido hace uno o dos días y dicha memoria se limita principalmente a recuerdos que almacenaron cuando eran más jóvenes y su descanso óptimo les permitía asentar dichas experiencias en el recuerdo.

El insomnio aumenta la probabilidad de sufrir -entre otras muchas dolencias-, ansiedad, depresión, alzheimer, diabetes, hipertensión, infartos, ictus, envejecimiento prematuro, artritis, fibromialgia, osteoporosis y cefaleas.

El intentar mantener y mejorar estos periodos de sueño profundo es fundamental, no solo para los procesos mentales mencionados así como evitar enfermedades psiquiatricas como la depresión y la ansiedad, sino para muchos de orden fisiológico que ahora explicaremos.

El sueño y las hormonas

Durante el sueño profundo se liberan tres hormonas que son auténtica fuente de juventud por su poder para rejuvenecer y sanar nuestras células: la eritropoyetina, producida en los riñones estimula la producción de glóbulos rojos; la hormona de crecimiento, fundamental en el correcto desarrollo de los niños y la regeneración y ralentización del envejecimiento en los adultos, que mantiene huesos y músculos fuertes, así como también reduce la grasa corporal (de sobra conocido es la tendencia al sobrepeso en las personas que no duermen bien); la testosterona, fundamental en hombres y mujeres para mantener un sistema inmunológico fuerte, altos niveles de energía, apetito sexual saludable y huesos sin osteoporosis.

Otros peligros del insomnio

Durante la noche, el cerebro se desintoxica. La linfa no entra en el cerebro puesto que este tiene su propio sistema de limpieza organizados a través de las células gliales. Este sistema trabaja durante la noche. La acumulación de toxinas cerebrales se asocia precisamente con el Alzheimer, razón por la cual un buen descanso es un buen sistema de prevención.

El correcto descanso es fundamental para la correcta salud del corazón. Mientras dormimos, los latidos y la presión arterial disminuye. Disminuye el estrés y los niveles de cortisol, adrenaliza y noradrenalina permitiendo que se regeneren los tejidos del corazón. El insomnio nos hace propensos a padecer hipertensión e infartos. De hecho, los infartos se consideran en parte fruto de un descanso ineficiente del sistema cardiovascular.

Todo el sistema músculo esquelético descansa y se recupera de los esfuerzos mecánicos realizados durante el día. Para los deportistas se añade que, en estos periodos de descanso y gracias a las hormonas antes mencionadas, es cuando se aumenta el volumen y tonicidad muscular.

Un mal descanso ha demostrado que provoca una resistencia un 50% mayor a la insulina. Este factor nos indica la eficiencia para procesar la glucosa sanguínea, de ahí que un menor descanso se vincule a un mayor riesgo a padecer diabetes.

El aparato visual también se deteriora cuando se padece insomnio o el descanso es inadecuado. La falta de sueño, afecta la película lagrimal que protege la córnea. Los ojos se enrojecen y se resecan. Una piel que no descansa se acaba mostrando demacrada, seca, pueden aparecer ojeras y bolsitas bajo los ojos. Por una parte, empeoran las enfermedades ya existentes en la misma o aparezcan nuevas por el debilitamiento del sistema inmunológico. La degradación del colágeno y el ácido hialurónico hacen que pierda su belleza natural. No se produce la rehidratación de la misma y por la mencionada falta de generación de hormona de crecimiento se acelera el envejecimiento.

Sedar el cerebro con somníferos nunca va a suplir o compensar la necesidad de un sueño profundo y de calidad

En definitiva, durante el sueño la mente se organiza y el cuerpo se recompone. Pero recordemos que es fundamental que dicho sueño sea de calidad. Con frecuencia y fruto de la desesperación que el insomnio provoca, el individuo recurre frecuentemente a somníferos. Independientemente del potencial adictivo que los mismos tienen y de efectos secundarios que algunos como las benzodiazepinas pueden provocar (problemas de memoria o demencia), recordemos que sedar el cerebro no va a compensar un sueño profundo y de calidad, que es lo que realmente nos va a proteger de las enfermedades descritas y de un envejecimiento prematuro.

Todo lo descrito anteriormente es un muy pequeño resumen de cómo el insomnio puede comprometer nuestra calidad de vida. Si lo estás padeciendo, seguramente podrás dar buena cuenta de ello. En nuestro centro de Pamplona – Ansoáin, estamos teniendo muy buenos resultados en esta materia. Será un placer estar contigo y conocer tu caso. Te animamos a que lo pruebes sin compromiso y aprovecha que hasta el 31 de marzo de 2020 promocionamos a los nuevos clientes con un descuento del 50% en todas las sesiones y respetándoles el precio durante todo el tiempo que decidan seguir haciéndolas.
Te esperamos en Neurofeedback Navarra, el único centro con tecnología NeurOptimal® en Navarra.